20 de octubre de 2017

LA CAPILLA DE LA TERCERA ORDEN DE PACHUCA



En otra oportunidad, ya hablamos de la capilla adjunta a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, ( http://alvavi.blogspot.mx/2016/06/capilla-adjunta-la-iglesia-de-la.html ), la cual es muy hermosa y de considerable antigüedad. La capilla que afortunada o desafortunadamente, -según se quiera ver-, no abre cotidianamente sus puertas, por lo que no es muy fácil conocerla, -esta, sería la parte negativa-. Por otro lado, es bueno que no está expuesta al público, sobre todo porque en el exterior hay un tianguis muy concurrido y que entre otras cosas, produce mucha basura.

Sin lugar a dudas, la capilla más hermosa que existe en la ciudad es la de Nuestra Señora de la Luz que se ubica justamente a espaldas del altar de la iglesia de San Francisco, la cual presume algunas obras de arte como los incomparables lienzos: “San Francisco con sus primeros compañeros” y “San Antonio recibe la patente de predicador”, ¡toda una excelsitud!, pero todavía asombra más su extraordinario retablo, el único de estilo barroco que existe en Pachuca, el que nos admira, arroba y subyuga el alma. Casi nadie la conoce.
Existe en la ciudad otra capilla de la época colonial que se conoce como Capilla de la Tercera Orden, es curioso, pero el propio personal de la parroquia desconoce su nombre, por costumbre le llaman “El Bautisterio”, se encuentra en el costado norte de la iglesia de San Francisco, la cual comenzó a construirse entre  1590 y 1595.

Es una capilla sencilla, sin embargo cuenta con todos los elementos para considerarse una iglesia pequeña: Tiene su altar que está orientado de sur a norte, tiene una segunda planta pequeña que sirve como coro y unos vitrales muy atractivos.
A la mitad de la nave principal, en el muro norte, se abre nuestra encantadora capilla de la Tercera Orden. Dos puertas labradas permiten el acceso a ella. La capilla de piso de granito, está dedicada al Sagrado Corazón de Jesús. Está cubierta con bóveda de arista con tres arcos, y  una cúpula semiesférica con tambor y linternilla. Su presbiterio se levanta sobre un basamento, y se llega a él tras superar cinco escalones. En el altar se aprecia un vitral con la siguiente inscripción: Panis Angélicus Fit Panis Hominium. El muro oriente de esta capilla guarda un nicho con las representaciones de La Dolorosa y Santa Isabel y una pequeña sacristía. El muro poniente de la capilla tiene tres vitrales relativos, uno, al Sagrado Corazón y dos más eucarísticos que representan, el primero al Monograma Sagrado JHS, (Jesus Hominum Salvator), y el segundo al cáliz. Existe también una hermosa pila bautismal de mármol, de 1.23 centímetros de diámetro por un metro de altura, con una concha lateral 50 centímetros, que tiene grabada la fecha de 1897. La capilla tiene también coro con órgano de pedal.


La orden Tercera de San Francisco fue fundada en 1121 y se estableció en México el 20 de octubre de 1615. En la orden eran admitidos los seculares que se congregaban para seguir la regla franciscana. Varias personas notables pertenecieron a ésta orden, como la Reina Isabel la Católica en España y la Duquesa de Alburquerque en México.
Hay que recordar que San Francisco de Asís fundó la orden de  frailes menores (OFM), conocidos ahora como la primera orden, en 1209. Se trataba de varones que querían dedicar su vida al servicio de Dios. Francisco, como imitador de Cristo, reguló la vida  de sus seguidores con los votos de Pobreza, Castidad y Obediencia, que en suma, forman el ideario de vida franciscana.

La segunda orden fue fundada en 1212 por Francisco, en la iglesia de San Damián cerca de Asís, con unas pías doncellas entre las que destacaba Santa Clara de Asís quien además de ser la primera integrante, colaboró decisivamente en el movimiento franciscano. Santa Clara es pilar en el feminismo cristiano y por ello se considera la co-fundadora de esta vertiente. Ella fue la que escribió la regla y por eso a sus seguidoras se les conoce con el nombre de clarisas o hermanas descalzas.

La tradición  nos dice que  San Francisco fundó alrededor de 1221 la orden de los Hermanos y Hermanas de Penitencia, ahora conocidos como Terciarios. Esta tercera orden fue ideada por el santo italiano como un tipo de estado intermedio entre el claustro y el mundo para aquellos que, deseando seguir los pasos de Francisco, estuvieran impedidos, por matrimonio u otros compromisos, de entrar ya sea a la primera o a la segunda orden.

Fuente. Los Frailes Descalzos de Pachuca, de Álvaro Ávila Cruz. CECULTAH, 2009.


5 comentarios:

Ricardo Isaias De La Serna Cruz dijo...

Excelente artículo.muy buen.esta escrito con un lenguaje sencillo pero elegante.de lectura ágil,deliciosa ,no se pierde el gusto por disfrutar de esta valiosa nota de historia de pachuca.como siempre ,Álvaro compartiendo el fruto de su maravilloso trabajo.escriyo con elegancia y fluidez,haciendo de ello una delicia de este artivulo

Alvaro dijo...

Eres un lector ávido. Te quiero mucho

Ricardo Isaias De La Serna Cruz dijo...

Me gustó la melodía q me recomendaste de lenon.algo rara por los compases cortos,algo nostálgica ,pero muy profunda,genial como toda la obra de este gran.n musico

Ricardo Isaias De La Serna Cruz dijo...

Maravilloso concierto de uno de los grandes contemporáneos.energia y fuerza maravillosa que transmite la música,como irrumpe en lo cotidiano,transformando y enriqueciendo el sentido de la vida,es el ir más allá.la ensoñación más profunda e derecho de soñar ,lo maravilloso de la vida...la creación musical.saludos al gran Álvaro,un gran talento de esos q son difíciles de encontrar.,el es una de las personas que más conocen de la obra de el genial grupo de los Beatles.

Bertha Badillo dijo...

Descripción exquisita, digna del saber histórico y apasionado de las letras. Felicidades Doctor Ávila con esas palabras el lugar se embelleció más.